Recupera tu peso ideal post 18, descubre Nutravelina

0

Tu carrito está vacío

julio 05, 2019

¿Efecto rebote? Toma nota de estos tips para evitarlo.

 El temido efecto rebote no es más que una recuperación exagerada de nuestro peso después de realizar alguna dieta o plan de control de peso, si bien es cierto que algunas dietas de moda nos ayudan a perder peso de forma rápida, cuando terminamos este proceso la recuperación del peso es igual de rápida y muchas veces sin límite.

¿Por sucede esto?

Muchas veces estresamos a nuestro metabolismo con malas prácticas nutricionales que provocan que nuestro cuerpo responda recuperando todo el peso perdido a modo de compensación, por este motivo los nutricionistas recomiendan que la pérdida de peso sea lenta y supervisada, para ir controlando el efecto rebote durante todo el proceso. Es mejor tardarnos un poco más en llegar a nuestro peso ideal pero con la seguridad que lograremos mantenerlo en el tiempo.

¿Qué pasa en nuestro organismo?

Una dieta muy estricta o mal ejecutada puede provocar pérdida de masa muscular, y alteraciones en nuestro metabolismo -síndrome metabólico- como resultado nuestro metabolismo se vuelve más lento y con menos capacidad de quemar calorías, para aprovechar los pocos nutrientes, estos los convierte en grasa que almacena entre los tejidos para usarla de reserva cuando haya nuevamente escasez.

Este proceso lo seguirá replicando durante bastante tiempo a modo de prevención, porque nuestro organismo está preparado para auto protegerse, y es entonces que cuando volvemos a comer todo tipo de alimentos recuperamos los kilos perdidos pero en peores condiciones, ya que el peso que eliminó no fue de grasa, sino de músculo, que es precisamente lo que acelera el metabolismo y es ahí aumentamos de peso de nuevamente.

Tips para evitar el efecto rebote.

  1. ¡Dile adiós! A las dietas milagro y muy bajas en calorías.Si esa dieta te asegura perder más de 1 kilo por semana déjala porque puede ser peligrosa para tu salud, igual sucede cuando te pide eliminar los carbohidratos por completo, ese es un grave error porque ellos son nuestra principal fuente de energía, solo debes cuidarte del exceso de carbohidratos, sobre todos los que contienen altas cantidades de azúcar. Si tu objetivo es un pérdida de peso saludable y sostenida en el tiempo debes acudir con un nutricionista quien diseñará una dieta ajustada a tus requerimientos calóricos.
  1. Reduce el consumo de carbohidratos. Muy importante este punto, como ves aquí hablamos de REDUCIR y no de ELIMINAR los carbohidratos de nuestra dieta, la estrategia está en saber sustituirlos. Debes seleccionar los de bajo índice glucémico como la quinoa, arroz integral y la avena ya que contienen fibra.
  1. No intentes acelerar el proceso.Cuando decidimos comenzar buscamos la última dieta de moda o dietas preestablecidas que encontramos en internet o nos recomienda alguien el riesgo de efecto rebote en esta búsqueda es alto, ya que generalmente son dietas muy estrictas que nuestro metabolismo no soporta de manera favorable, vas a perder peso rápido seguramente pero a costa de perder masa muscular, desarrollar síndrome metabólico y en consecuencia disparar el efecto rebote.
  1. Mejora tus hábitos alimenticios. Esto es súper importante porque de ellos depende que la dieta tenga éxito y que tú puedas cumplir tus objetivos. Debes aumentar el consumo de agua, disminuir los alimentos altos en azúcar y los carbohidratos, aumentar el consumo de frutas y vegetales, y proteínas bajas en grasa animal. Además es importante que añadas alimentos que contengan grasas saludables, como la palta, el huevo, frutos secos, salmón y linaza entre muchos otros, las grasas saludables mejoran la respuesta hormonal a la pérdida de peso pero deben ser consumidos con moderación por ser concentrados en calorías.
  1. Aumenta el consumo de fibra. Bien es sabido que nuestra alimentación no cumple con la dosis de fibra diaria que nuestro organismo requiere, entre 25 y 30 gramos/día. Es por eso que debes buscar complementos nutricionales a base de fibra como el caso de Nutravelina, que te ayuda a controlar los peaks de glucosa en sangre causantes de el hambre intensa entre comidas.
  1. No olvides tus proteínas.Son fundamentales para cuidar tu musculatura, sobre todo si realizas alguna actividad física, uno de los objetivos más importante durante el proceso de perder peso es cuidar nuestra musculatura ya que de ella depende el equilibrio de nuestra metabolismo, mantenerlo acelerado y saludable.
  1. Evita fármacos sin supervisión médica. Es común que busquemos alternativas confiables cuando necesitamos adelgazar y también es común encontrar esos medicamentos en internet o a través de contactos, pues si bien puede sonar como una buena alternativa para bajar rápido de peso, esos medicamentos tienen alto % de generar efecto rebote si no cuentan con supervisión medica especializada (nutriólogos) por eso es importante usar suplementos de origen natural si los necesitas y la asesoría de profesionales de la nutrición cada cierto tiempo.

 Si tomas en cuenta estos tips y los pones en práctica evitarás el efecto rebote y tendrás una pérdida de peso de forma saludable. Siempre nuestra recomendación es que para que logres tus objetivos acudas con un nutricionista quien es el único especializado en relacionar una evaluación nutricional y determinar qué tipo de dieta debes realizar.   

Lee también: Tengo hambre todo el día ¿Por qué pasa esto?


Únete a nuestra comunidad